Íñigo Franco: “¿Cuándo dejasteis de dibujar?”

Iñigo, en servilleta
Íñigo Franco (Burgos, 1975) es ilustrador, maestro y autor de la cabecera de Juntaletras: un rótulo hecho con todas las esencias del oficio del escritor. Le preguntamos cómo lo hizo y le acribillamos con algunas preguntas más.
El terrible retrato que acompaña este post (boli Bic sobre servilleta) está hecho por M.J. Tabar, que escribe bien, pero dibuja monstruos sin sentido artístico.
¿Qué técnica utilizaste para hacer la cabecera de Juntaletras? 
Rotulador calibrado del 0,05 sobre papel Basik 130 grs.
¿Cuántos años llevas dibujando y cuáles fueron tus primeros pinitos?
Acabo de empezar a leer un libro que se titula El arte de la ilustración, y el prólogo empieza así: “Me suelen preguntar ‘¿Cuándo empezaste a dibujar?’ y siempre respondo lo mismo,  ‘¿Cuándo dejasteis vosotros de dibujar?'”. Voy a responderlo cada vez que me lo pregunten.
Va, recomiéndanos un cómic para Navidad.
El último que me ha encantado ha sido Los ignorantes, de Ettiene Davodeau. Un autor de cómic y un viticultor se enseñan el uno al otro todos los secretos de su arte, mostrándose el uno al otro toda la ilusión que ponen en su trabajo. Y estoy esperando con ansia a que llegue lo nuevo de Miguelanxo Prado, Ardelén, que seguro que, como todo lo suyo, es excepcional.

 

“La capacidad de crear lo que te dé la gana con unos cuantos trazos es estimulante”

El dibujo, como técnica. ¿Por qué te gusta?
Como en todas las artes, en el dibujo hay de todo. Un dibujo bonito no necesita más. Es agradable de ver y ya está. Lo que pasa es que el dibujo está algo denostado, frente a la pintura (parece ser que tienes que ser un buen pintor para que luego tus dibujos tengan algún valor), pero yo creo que puede ser igual de bello. Supongo que a mí me gusta porque nunca he dejado de ser niño y a los niños nos gustan los dibujos y nos gusta dibujar. Entre otras cosas, la capacidad de crear lo que te dé la gana con unos cuantos trazos es estimulante y, personalmente, me parece relajante, me pongo mi música y se me pasa el rato con el rotulador. Es un poco como hacer puzzle. Tengo una idea en la cabeza: hacer una serie de dibujos de paisajes (estoy pensando que si conejeros) con tramas. Me gustan las tramas, relajantes y terapéuticas.
¿Qué les vas a pedir a los Reyes? A los magos.
Pinceles, pinturas de palo, rotuladores, papel de acuarela, una plancha de cobre (que nos la ha pedido la profe de técnicas tradicionales)… Pero no sé si he sido lo suficientemente bueno.
¿Cómo ves el panorama creativo en Lanzarote?
No lo sé, la verdad es que me parece que Lanzarote es una isla tan hermosa que tenía que tener más de todo. Me da la sensación de que es un poco como el dibujo, no se le da el valor que tiene.
Anuncios