Una de 1000es

72 (1)
Una de 1000es nació como respuesta a la brutalidad y como camino hacia la convivencia, días después del asesinato de Yuliisa Altagracia en Lanzarote.
2007. Armando Yepes y Adriana Valencia acaban de llegar  a la isla. Eran profesores en el colegio Eustaquio Palacios en Cali (Colombia) hasta que decidieron emigrar para tener la oportunidad de desarrollar su trabajo en un ambiente que no estuviese marcado, día tras día, por la violencia.
Ella es licenciada en Biología y Química y especialista en educación ambiental. En 2012 terminó un máster en Seguridad y Calidad de los Alimentos en la Universidad de La LagunaÉl es maestro en Artes Plásticas, Licenciado en Bellas Artes y está especializado en pedagogía artística.
Comenzaron a recorrer su nuevo hogar con el apetito que provocan los sitios desconocidos. “Nuestro cerebro grababa con fidelidad todo lo que acontecía, como si se tratara de una película en alta definición”, cuenta la pareja.
WEB COLECTIVO DNI ART
Un par de veces se cruzaron por la calle con una joven que había llegado hace escasos tres meses desde la República Dominicana para reunirse con su madre, ya establecida en Lanzarote.  Cuando se enteraron de su desaparición y posterior asesinato por los medios de comunicación, se quedaron desolados. Se instalaron en una tristeza de plato hondo.
Para reponerse (y para entenderlo), hicieron lo único que podían hacer, lo que han hecho siempre juntos. Empezaron a dibujar y a contarlo, a ilustrar la realidad y convertirla en una guía didáctica para conseguir educar en la buena convivencia.
Así empezaron a bocetar y colorear las ilustraciones de Una de 1000es, un libro que documenta todos los casos de violencia de género que sucedieron en España durante todo ese año y meses posteriores.
Fue su material de trabajo para crear “una historia gráfica basada en hechos reales”, un libro ilustrado “que surge de la necesidad de ejercer una ciudadanía activa en la búsqueda de soluciones” para todo tipo de violencias.
2
El álbum está prologado por el ilustrador Ramón Trigo al que conocieron en 2013, durante el festival Palabras al Vuelo. El artista gallego tiene otro nombre para Una de 1000es, lo llama El álbum Azul porque ese color es el hilo conductor de la historia. “Me impactó por su energía. Una imagen dominada por un fondo azul y salpicado de oro, que me hizo sumergirme por unos instantes en un mar onírico”, dice Ramón.
Armando y Adriana (o Colectivo Dni ART como firman los trabajos que han hecho estos años en Tenerife, Lanzarote y Malta) han lanzado su proyecto en Verkami y están buscando mecenas que les ayuden a financiar el proyecto.
“Educar al niño de hoy es no castigar al hombre de mañana” es una de sus frases de cabecera. Lo dijo Pitágoras hace unos cuantos años y ellos lo practican a conciencia en estas 60 páginas de ilustraciones, que nos cuentan, nos afrentan y sobre todo nos afrontan.
79
Anuncios