El problema se llama plástico

Los fragmentos de plástico con un diámetro inferior a los 5 milímetros han llegado hasta las regiones más remotas de los océanos. Están en la orilla de nuestras playas, en el mar profundo, en el estómago de los peces, en algunas sales marinas que utilizamos para cocinar, en la ropa sintética, en ciertas pastas deSigue leyendo “El problema se llama plástico”