La vida en el parque

El pibe que ignora a su pastor alemán para no recoger el zigurat de mierda que deja sobre la hierba. El mar ejerciendo de botafumeiro de algas. La mujer sentada frente a los pantalanes, que se golpea el pecho y la cabeza con ritmo de liturgia psicológica.