Bakea y la revolución Cacafruti

Juan Carlos Paz (Bakea) es ilustrador, escultor, director de arte, aventurero, un “tipo loco”.
Ha trabajado con las mejores agencias de publicidad de España y desde 2011 documenta la fauna de su cerebro.
Nació en Puertollano, Ciudad Real, hace casi 32 años. Aunque en teoría los monstruos que pueblan su cabeza “siempre han estado ahí”, sólo existe documentación de ese adorable bestiario suyo desde hace cinco años.
En 2011 descubrió su primer bicho mientras experimentaba con el programa Freehand. Estaba jugando con líneas vectoriales cuando en buena hora trazó un sencillo muñeco con tres ojos. Él no lo sabía, pero aquel era el primer boceto de un trabajo de campo muy personal que multiplicaría por cien su número de seguidores en su blog de Tumblr (de 33 a 3.300, de un día para otro).
Después de años trabajando en blanco y negro y a bolígrafo, empezó a usar el color para retratar su adorable fauna cerebral: unos seres con piel de gominola, espíritu de play-dooh y  texturas que se pasean entre el hiperrealismo y la magia.
tumblr_mro60vKTN11qdq19eo1_1280
Juan Carlos estudió Publicidad y Relaciones Públicas en Segovia. En 2007 empezó a trabajar en Contrapunto y en 2010 fichó por DBD.  Allá conceptualizó y desarrolló campañas para Digital+, Chrysler, Google, Amnistía Internacional, Mercedes, Movistar y Volkswagen, entre otros. “En 2011 decidí que había llegado el momento de jugármela como ilustrador, ¡y aquí estamos!”, dice.
Sus monstruos “surgieron como una necesidad de buscar algo bonito y alegre dentro de mi cabeza —explica— estaba pasando una mala época y sólo pensaba en cosas horribles; y así nació Cacafruti, como una manera de sacar toda esa caca que me nublaba la cabeza”.
tumblr_m6cu6zduI71qdq19eo1_1280
Cacafruti.
Aguicornios, cerdos, yetis devoradores de nubes… Así, hasta un centenar de habitantes integran el censo de Bakelanasland, un universo cartografiado y formado por regiones que honran a seres importantes en la vida de Bakea (Lola´s Island).
Los escenarios de sus bichos son fotos reales tratadas digitalmente, lugares siempre llenos de vegetación: campiñas con flores indies, lagos brumosos, cordilleras de naturaleza romántica, bosques… Todos sus antimonstruos viven en un planeta sin arquitectura ni rastro de seres humanos.
tumblr_mqfig7xqQN1qdq19eo1_1280
Bakea es un explorador que holla su propio cerebro. Y en su viaje, “el trabajo de iluminación es lo más importante”.  Boceta, trabaja  la composición y luego pasa horas sumergido en Photoshop, pintando una por una todas las luces y las sombras que construyen una luz de otro planeta (Adobe, por cierto, seleccionó su trabajo para el spot con el que celebró su 25 aniversario).
“Bakelanasland es infinito pero yo diría que está próximo a terminar… por lo menos de momento”, anuncia. “Llevo escribiendo una especie de libro desde que dibujé el primer monstruo y la idea es acabarlo este año. Aunque quien sabe si más adelante surgirán nuevas historias en Bakelanasland”.
tumblr_mudjxsKoUA1qdq19eo1_1280.jpg
Hace unas semanas empezó una nueva aventura como director de animación en Garage Films. Bakea también hace esculturas y ha ilustrado un libro-disco para Chumi Chuma (Chumi es un músico zaragozano que ha pasado por Russian Red y Fuel Fandango, Chuma es un monstruo de otra dimensión que apareció por sorpresa en el escenario de un concierto de Vetusta Morla, en el Barclaycard Center de Madrid).
A este ilustrador manchego le acompañan las referencias de Wes Anderson, Daniel Clowes, Henri Rousseau, Tim Burton y Grant Wood. Y su trabajo ha sido reconocido con dos leones en el festival publicitario de Cannes y un premio FUBIZ.
La entrevista termina con las típicas cuestiones que se le pueden plantear a un tótem del buen gusto:
– ¿Me recomiendas un libro?
– Te voy a recomendar un cómic en vez de un libro: Arsene Schrauwen, de Olivier Schrauwen.
– ¿Un disco?
– El primer Lp de Beirut, Gulag Orkestar, y el primer EP del grupo español Sierra, Esto tiene mucha fuerza.
– ¿Y… una película?
Toy Story 3.
tumblr_mmdo9hRCbF1qdq19eo1_1280
Anuncios